El combustible es uno de los gastos más cuantiosos para cualquier empresa o autónomo.

Las visitas a clientes, los viajes de negocio, la búsqueda de mercancía o las entregas de productos son solo algunos de los recorridos que implican un gasto significativo en combustible.

Pero, ¿sabías que es posible deducir un por ciento o la totalidad de los impuestos por repostar combustible?

Así es.

Desde el año 2012 existe la posibilidad de deducir la totalidad del IVA de los pagos por combustible, incluso aunque el vehículo en cuestión no se dedique enteramente a la actividad comercial.

Sin embargo, para ello es preciso demostrar una serie de hechos de los que te hablamos a lo largo de este artículo. Lee hasta el final para que conozcas cómo demostrarlo con un recurso sumamente fiable y eficaz.

¿Quieres reducir costes en tu empresa? Consigue el reembolso del impuesto del combustible gracias a la localización GPS.

Claves para la deducción del IVA de la gasolina

La Agencia Tributaria contempla al menos 3 criterios para considerar si el gasto del combustible puede ser deducible en X empresa. Te recomendamos tenerlos en cuenta al momento de realizar la declaración de impuestos.

1.      Grado de implicación del vehículo a la actividad de la empresa

En el caso de los autónomos es más difícil demostrarlo si utilizan el mismo coche para asuntos personales y gestiones de la empresa. No ocurre lo mismo con vehículos que transportan pasajeros o mercancías, cuya implicación en la actividad comercial es total, según los supuestos que asume la Agencia Tributaria.

2.      Documentación regulada de todos los gastos

Todos los pagos de gasolina que se pretendan deducir como gastos de la empresa deben tener su correspondiente factura indicando la fecha, lugar, gasto, entre otras formalidades. Además, dicho gasto debe quedar adecuadamente registrado en la contabilidad de la empresa.

3.      Demostrar que existe una relación directa entre el gasto de combustible y la actividad de la empresa

Este es el punto más importante y el más difícil de conseguir.

Ante una inspección, si no puedes justificar estos gastos lo más probable es que pierdas todo el dinero que has ahorrado en al no pagar los impuestos de la gasolina. Incluso tienen el derecho de solicitar el deducible correspondiente a los 4 años anteriores.

Ahora bien, es posible acreditar un gasto de combustible como viaje de la empresa con facturas a clientes, albaranes, libro de visitas y otros documentos.

Pero existe una forma más fiable, fácil y eficaz de demostrar que efectivamente se trata de un gasto empresarial.

¿Cómo?

Con la localización GPS.

Control GPS para deducir el IVA del combustible en vehículos de empresa

deducir el IVA del combustible

Un localizador GPS en tu coche de empresa permite demostrar el uso que tiene dicho vehículo.

Gracias a esta tecnología, es posible obtener informes sobre:

  • Los kilómetros recorridos en viajes de negocio, visitas a clientes, entregas de productos y otras actividades comerciales.
  • El consumo de combustible según las distancias recorridas en este tipo de viajes.

Así quedan demostrados todos los gastos relacionados con el combustible que se utiliza en actividades de la empresa. De esta forma, es posible reducir costes y mejorar la gestión de la empresa en cuanto a la eficiencia logística.

Conoce Control GPS una solución eficaz para deducir el impuesto del combustible en tu vehículo de empresa.

¿Cuál es el porcentaje de IVA que puedes deducir?

Incluso si consigues demostrar la correlación que existe entre el gasto de combustible y la actividad de la empresa, solo podrán deducir el 100% del IVA los siguientes vehículos:

  • Vehículos que se destinan a transportar viajeros mediante contraprestación.
  • Aquellos destinados a la enseñanza de conductores, también mediante contraprestación.
  • Vehículos mixtos que se destinan al transporte de mercancía (de este solo se deducirán los gastos en el combustible en días hábiles).
  • Coches destinados a actividades de vigilancia.
  • Vehículos que se emplean para realizar pruebas, demostraciones o promociones por parte de sus fabricantes.
  • Aquellos que solo se utilizan para el transporte de agentes comerciales y profesionales similares.

El resto de vehículos solo podrán deducir el 50% de los gastos por combustible. Siempre que cumplan con los criterios mencionados anteriormente.

De cualquier forma, deducir un porcentaje de los gastos de la empresa, por mínimo que sea, siempre será un beneficio adicional para tu negocio. Pues te ayudará a reducir costes y así gestionar los gastos e ingresos de forma eficiente.

Por ello, te invitamos a conocer nuestra herramienta de Control GPS para que puedas demostrar el gasto de combustible que tiene tu negocio y conseguir el reembolso de los impuestos en consecuencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú